Ahora le toca a Ecuador

Juro que voy a dejar de leer El País, o por lo menos su sección de internacional, porque tengo ganas de escribir de otras cosas. Pero es que me sacan de quicio. En la noticia sobre la Constituyente ecuatoriana se señala en el titular que "suspende el Congreso de forma indefinida"; continúa en el subtítulo apuntando que "se atribuye 'plenos poderes'" y destituye a los titulares de varios organismos; y en el cuerpo se nos habla de que "ha ordenado un receso indefinido de las funciones del Congreso opositor", que está "dominada por el movimiento oficialista Alianza País, con el voto de 110 de los 130 asambleístas", que "los grupos minoritarios de la oposición se ha visto imposibilitados de frenar las decisiones" y que un diputado opositor dice que "todo esto "huele a dictadura" y teme que a la democracia ecuatoriana le queden "pocos minutos de vida"".

Así leído, alguien que no hubiera seguido mucho la evolución del país podría pensar que ha habido un golpe de mano por el cual el gobierno se ha sacado de la manga una Asamblea Constituyente, que ha configurado a su antojo con amplia mayoría y una nota de pluralidad para quedar bien, y que la está utilizando para cepillarse a un Congreso que le hace oposición. Pero seguramente la cosa suene distinta si sabemos que el 15 de Abril de este año se realizó un referéndum, que preguntaba a la población si deseaban constituir dicha Asamblea para redactar una nueva Constitución: más del 80% votó que sí.

Posteriormente se realizaron elecciones a dicha Asamblea Constituyente: los resultados son abrumadores a favor del Movimiento PAIS (que es Patria Altiva y Soberana, joder con el nombrecito...), tanto en listas cerradas como en voto nominal.

De modo que lo que nos encontramos es un proceso iniciado con el apoyo de más del 80% de la población, que deben llevar a cabo unos asambleístas que muy mayoritariamente pertenecen a una opción porque así lo ha querido la ciudadanía ecuatoriana (la de allí y la de aquí, quizás recordareis las imágenes del telediario). Y que, sin embargo, El País prefiere presentarlo de forma un tanto oscura y recogiendo las declaraciones de un representante de una fuerza que ha obtenido el 6,62% de los votos: más o menos los mismos que sacó Izquierda Unida en el gran batacazo de las elecciones de 2000. ¿Imagináis que la prensa extranjera calificara los trabajos de nuestro Congreso a través de la visión de Francisco Frutos? ¿Y que dejara caer entre sus líneas que como Aznar tenía mayoría absoluta y podía aplicar el rodillo esto "huele a dictadura"?

Hay, aún así, una diferencia notable. No hay dos o tres grandes partidos en Ecuador ante los que se haya impuesto el de Correa: como hemos visto, este consigue casi el 70% de los votos, mientras que apenas hay otro par de fuerzas entre el 6 y el 8%, y el resto consiguen porcentajes marginales. Hablamos, igual que el otro día con respecto a Bolivia, de un sistema que está sufriendo una importante crisis y transformación.

Si esos datos electorales no dan legitimidad para sacar adelante una nueva Constitución y reformas de profundo calado para el país, ninguno los dará. Pedir más sería pedir una dictadura. Igual, el problema, una vez más, es el fondo y no las formas.

Comentarios

Manu (http://bidegorri.blogspot.com) ha dicho que…
Yo he estado ya dos veces en Ecuador haciendo tareas de cooperación. La última fue este verano trabajando con comunidades indígenas y mestizas de los Andes, y uno de los temas que trabajábamos era la conciencia política de cara al proceso constituyente que estaba en marcha.
En los medios de comunicación tradicionales de allá Correa y su Alianza PAIS eran continuamente atacados, porque dichos medios eran manejados por esos dos partidos de porcentajes bajos. Esos dos partidos representan a la derecha rancia que lleva gobernando y corrompiendo Ecuador los últimos años, y por eso practicamente nadie ha confiado en ellos, lo cual no quiere decir que Correa vaya a sacar el pueblo adelante, eso aún no se sabe, pero si ha arrasado es porque se partía de la base que algunos de los otros aspirantes habían demostrado ya su incapacidad para mejorar las condiciones de vida de sus conciudadanos.
Las grandes minorías no están representadas porque se fragmentan, era impresionante ver desde la cultura política que tenemos aquí, cómo se anuncaban más de ciento cincuenta listas de candidatos diferentes en las elecciones a asambleístas.
Me da verdadera pena que la realidad indígena no vaya a tener la cuota de participación que merece para defender que sus derechos colectivos se vean reflejados en la nueva constitucióm, está visto que políticamente les falta mucho por andar.
Un post muy interesante, y más sabiendo que tratar de informar, no cómo los medios de comunicación de acá a los que les interesa mostrar una imagen negativa de los líderes latinoamericanos no controlados por los poderes del capital.
Juan Segovia ha dicho que…
Pues ya tardas, yo deje de comprarlo en el 2002, cuando el golpe de estado contra Chavez. Vivía yo por aquel entonces en México y leía todos los días "El Pais" y "La Jornada" y no veas la diferencia entre lo que contaba uno y otro, así que como no andaba muy bien de pelas y me parecía idiota pagar a alguien para que me mienta, dejé de comprar "El País" y me quedé sólo con "La Jornada".

En fin que a ver si nos enteramos ya que "El Pais" es un periódico que sólo defiende los intereses de un grupo empresarial y que su disfraz de "progre" no es más que una cuestión de marketing para diferenciarse del resto.

Salud y Republica
Juan ha dicho que…
Tocayo, he dicho dejar de leerlo, no dejar de comprarlo ;)

De lo demás que amablemente me informas ya me había dado cuenta yo, y de hecho no he tenido que dejar jamás de comprarlo porque no lo hacía. Lo miro por internet, como otros muchos, pero me cabrea mucho más que pongan noticias así, porque mucha gente de izquierdas no tiene más información sobre cuestiones internacionales que esas páginas.

Gracias por vuestos comentarios.
Pablo ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan ha dicho que…
No sé si yo he hecho algo para borrar el anterior comentario, en todo caso habrá sido por torpeza. Lo reproduzo aquí:

Pablo dijo:

enlazado, que ya tocaba: http://tunantesdeayer.blogspot.com/

Y yo le respondo: lo mismo digo ;)
Pablo ha dicho que…
He sido yo mismo, porque quería modificarlo, pero parece que no se puede. Intentaba añadir, con respecto a

"(sobre El País) mucha gente de izquierdas no tiene más información sobre cuestiones internacionales que esas páginas"

que a lo mejor no son tan de izquierdas si no son capaces de contrastar esa información con lo que su presunta ideología debería llevarles a pensar, o a intuir al menos, sobre lo que esta pasando en "la crisis de la region andina" segùn el propio periodico

ayer mismo una alumna francesa me dijo: "he buscado en los periodicos espanoles sobre el tema de las multinacionales espanolas en latinoamerica para mi exposicion y solo he encontrado posturas a favor, qué hago?"

disculpad los acentos y tal.