O sea, qué fuerte lo de internet, te lo juro...

Siento tener que salir a sacudirle al único periódico comercial legible, pero esta noticia en Público sobre lo que está pasando en Irán me hace debatirme entre el cabreo y el pitorreo. Según la misma "la información sobre lo que sucede en el interior del país sale a la luz través de este canal (internet)". Mucho decir me parece: saldrá información que da alguna gente desde su punto de vista (y si es a través de Twitter en mensajes de 140 caracteres), pero no La Información, así con mayúsculas.

Ahora, que la culpa de que esa sea la información de referencia la tiene el amigo Ahmadineyad, que menudo pájaro está hecho. No me extrañaría gran cosa que realmente hubiera un fraude en las elecciones.

Pero eso que a mí "no me extrañaría gran cosa" parece que la inmensa mayoría lo da por hecho. Y sin más pruebas para ello que la constancia de que hay un número muy importante de gente quejándose de ello de la manera que puede (en muchos casos jugándose la vida). Realmente sobrecogen las imágenes, pero insisto en que poco sabemos sobre si tienen o no razón; y lo malo es que poco pueden saber a ciencia cierta esas mismas gentes sobre si la tienen o no, pues precisamente lo que critican es la opacidad del régimen. En un régimen tan poco transparente que es, como lo denominaba Hugo, una teocracia parademocrática, pocas certezas se puede tener. Lo que no entiendo es por qué pensamos de forma generalizada que seguro que el gobierno iraní manipula, pero no lo hace el otro candidato principal, otro pronuclear y hombre de la revolución islámica, pasado igualmente por el filtro de los Guradianes de la Revolución. ¿Los enemigos de mis enemigos son mis amigos, así de sencillo?

No quiero que se me entienda mal: ni quiero quitar la razón a quienes protestan por el fraude ni muchísimo menos salvarle la cara al impresentable de Ahmadineyad. Lo que quiero criticar es la paleta fascinación de la prensa occidental con respecto a algo que fundamentalmente desconoce. Ahora resulta que internet y las redes sociales son el quinto poder, tócate las narices, porque hacen circular información (veraz o no) por el ciberespacio. Los redactores están fascinados de que desde su casa puedan leer lo que les cuentan los protagonistas de la revuelta. ¿Quizás desde su blackberry, entre porrazo y porrazo? Lo siento, no quiero que pueda parecer que no le doy credibilidad a los manifestantes, pero no puedo evitar criticar el tufo pijo que aportan nuestros medios: como El País cuando el otro día seguía por móvil una manifestación a través del testimonio de un joven estudiante español. Este les advertía que normalmente "cuando se acercaba al núcleo de la manifestación, los móviles quedaban sin señal" (¿habrá ido este chico a alguna manifestación en Madrid?) y hacía referencia al messenger de Yahoo que había dejado de funcionar.
No pongo en duda que el gobierno iraní pueda haber intervenido las telecomunicaciones, lo que me pregunto es ¿qué porcentaje de la población iraní tiene acceso a internet, por ejemplo? ¿Qué tipo de gente es esta del quinto poder, conectados a la red y capaces de comunicarse en inglés con el mundo? Quizás sectores no demasiado representativos del conjunto de la población iraní. Hay algún experto que apunta por ahí, lo cual no es descabellado, pensando que si la media mundial de acceso a internet está algo por encima del 20%, la iraní será bastante menor.

Sería muy peligroso eso de que un quinto poder al que se accede de forma bastante elitista tenga tan fascinado al cuarto de nuestra tierra. Se lo debería pensar Ahmadineyad: o se hace un perfil en facebook o deja que hable la gente normal.

Comentarios

Curro Corrales ha dicho que…
Efectivamente, Juan. Menos mal que se leen también opiniones como ésta.
k ha dicho que…
mi opinion, sin tener gran idea del tema, es que han aprovechado (Occidente, los poderes que tienen en Iran y su revolucion islamica un contrapoder molesto en una zona interesante y conflictiva) la protesta de los partidarios de mousavi (jovenes, urbanos y universitarios, parecia antes de las elecciones, por lo que yo entendi... justo los que tienen mas acceso a internet, aunque no la mayoria del pais... decia, occidente a encontrado en esta protesta una cuña por la que atacar a Iran, que es algo que lleva haciendo bastante tiempo (guerra iran-irak, condenas de la onu, estado terrorista-eje del mal... ). Mousavi se convierte asi involuntariamente en instrumento de occidente, para atacar desde dentro y debilitar al "enemigo". Me recuerda a la revolucion naranja de ucrania... los medios son un medio manipulable...
En defensa de publico nos podemos ir a otro periodico digital, mas leido, para encontrar esta joya (mal de muchos, epidemia) :
http://www.elpais.com/articulo/internacional/Ha/habido/golpe/Estado/fraude/elpepiint/20090617elpepiint_3/Tes

me encanta el titular, y sobre todo la "nota oficial" que aparece abajo...
escribi un comentario preguntando que de donse venia la nota... naturalmente no aparece...

K
dejo mi web por si alguien me quiere trollear, aunque aviso que no lo miro demasiado...
Pedro Escudero ha dicho que…
Una reflexión muy acertada.
La verdad quejarse de parcialidad de la información cuando incluso en paises en teoría avanzados como España se filtran las noticias que finalemente llegan es un tanto irónico.

Respecto a la implantación de Internet en Irán, sin tener datos estadísticos de primera mano y sin haber estado allí, si que he tenido contacto con residentes en el país y la implantación es elevada (encomparación con la zona), en especial en las áreas úrbanas, justo donde se da la protesta.
En cualquier caso lo que mejor define la precisión de la información que nos llega está biend efinido con tu pregunta ¿Qué tipo de gente es esta del quinto poder, conectados a la red y capaces de comunicarse en inglés con el mundo?. Si a esto le unimos que los receptores discriminaran lo que les de la gana (dudo que nadie saque los apoyos que pueda tener la otra parte o puntos de vista más neutrales)