Rajoy, ese incomprendido

Va don Mariano y lanza una propuesta estupenda y todo el rojerío a ponerle a caer de un burro. Y es que a mí me parece estupendo que los inmigrantes se sumen a nuestras costumbres: por ejemplo, tres de cada cuatro españoles mayores de 18 años tenemos por costumbre votar cada 2 o 3 años. Cuando no son unas generales, son unas municipales o unas europeas. Y los otros, duro y dale que no participan. O en general nos gusta lo de trabajar con contrato (aunque últimamente hay muchos jovenzuelos y mujeres que no entran por el aro) y yo no veo más que ecuatorianos, rumanos y subsaharianos que se empeñana en trabajar sin él: será que no les gusta el papeleo. ¿Y que me decís de lo de empeñarse en cobrar una miseria? Así no hay manera de de que se sumen a la españolísima tradición del vinito y la tapita. Y ya lo que me parece lo último es lo de que vivan en pisos de 20 en 20 haciendo turnos para dormir. ¿Pero dónde se ha visto eso? Así no hay manera de echarse la siesta, costumbre española donde las haya, porque después del Tomate (que en paz descanse) resulta que ha vuelto de trabajar el otro y te ha quitado la cama, y si te descuidas, hasta el sofá.

Yo no sé por qué se empeñan, si con el spanish way of life se vive mucho mejor. Eso es, que firmen un contrato para respetar las costumbres como nos ha tocado hacer a todos. ¿O me estoy confundiendo?

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Saludos compañero, enhorabuena por tu blog y mucho ánimo para afrontar las elecciones.

P.D. te recomiendo que visites lacasaroja.es, y que no te despisten con el logo porque se rien de casi todo.
Adanero ha dicho que…
Hoy he oído en la radio a alguien del PP (ni idea de quien era) que no es costumbre la palabra que quería usar Marianín. Que por lo visto esto debe de estar copiado de no se donde (supongo que de Super Sarko) y que fue un error de traducción. Que lo que querían decir era que los emigrantes se tienen que sumar a nuestros valores.
Si la cosa ha sido para arreglar el desaguisado se han cubierto de gloria. Viendo como actúan y piensan estos, lo de los valores me suena bastante más fuerte. Se van llenando de gloria a cada propuesta que hacen.
Eso si, en estas dos semanas la izquierda está bastante lenta. La precampaña, aunque sea con pifias, la está marcando el PP. Todo el debate está surgiendo de las propuestas que van haciendo los chicos de Génova, y lo que peor le viene a la izquierda desmotivada es esa imagen que se está dando de pasividad y de tranquilos que tenemos todo controlado.

Un saludo.
David ha dicho que…
Me alegra haber encontrado este blog.
Ánimo

Costumbres, valores... mal camino. Que yo sepa lo que hay que legislar son actuaciones y hechos.