ETA, nora zoaz?

A mí las películas de miedo que me gustan, las que dan realmente miedo, no son las que sacan mucha sangre y se ve cómo descuartizan a la chica; las buenas son las que te tienen en tensión, en las que se ve poco y son la música y las sombras las que te destrozan los nervios... Eso, en las pelis, claro. En el mundo real en vez de ser un subidón de adrenalina que se libera con los títulos de crédito y el encendido de todas las luces de la casa, vivir bajo la presión de que algo puede pasar en cualquier momento tranforma y hunde la vida de cualquiera. Cuando el malo se hace visible en la peli, se sufre menos; no sé si es mucho decir que se sufre menos cuando ETA se transforma de amenaza cotidiana en bomba-lapa puntual.

Lo que pretendo decir es que, con el atentado de ayer, creo que el daño mayor no es lo que le pudo pasar al escolta contra el que atentó, incluso aunque le hubieran causado la muerte (que, afortunadamente, no fue así). Lo jodido, y perdonad por la expresión, es que mucha gente volverá a vivir en tensión continua. No ya el común de los mortales, de forma poco justificada, ya que hay muchas más probabilidades de verse involucrado en un accidente de tráfico. Me refiero a quienes viven realmente amenazados, que lo seguían estando, pero que hace años que no veían a ETA buscar muertos. Ya demostró en la T4 que es capaz de matar incluso sin quererlo (es lo que tienen las bombas); pero es que, encima, ahora sí quiere.

Reconozco que soy una persona difícil de conmover. No sufro realmente, con las entrañas, por las víctimas de ETA, ni por los ajusticiados en Irán, China o EEUU, ni por los cadáveres sacados del estrecho. Quizás soy excesivamente reflexivo, busco más el trasfondo social o político de esos acontecimientos que su lado emotivo. Y lo que hay detrás de la vuelta de ETA a las andadas es terrible. No ya por lo que supone para esas personas amenazadas de las que hablaba ni para las eventuales víctimas; sino porque dejar tras de sí ese reguero de dolor, odio y violencia hace aún más difícil llegar algún día a una salida definitiva de esto. Hugo lo analiza bien, como siempre, no es una mera vuelta atrás.

No termino de creerme que la gente que tome las decisiones en ETA sea tan corta de miras. Dejando a un lado la cuestión de que no se enteren de que la inmensa mayoría del pueblo que supuestamente pretenden liberar rechaza sus métodos (es lo propio cuando hablamos de autoproclamadas vanguardias revolucionarias), sorprende que no piensen en qué pasará cuatro pasos más adelante. Como reza el encabezamiento de este apunte: ¿dónde vas, ETA? Unos cuantos atentados más, puede que con víctimas; más detenciones, palos en manifestaciones; kale borroka; acción-represión-acción... Y luego, ¿qué? ¿Alguien realmente puede pensar en una victoria "militar"?

En algún momento tocará sentarse a negociar cómo termina esto. Y lo lógico es que de esa negociación, ETA intente sacar lo máximo; aunque solo fuera para justificar que su existencia ha servido de algo. Para conseguir lo máximo necesitan un intelocutor con manos libres para negociar. Para que tenga libertad en la negociación, cuanta más presión tenga desde la parte que represente, peor. Y cuantos más atentados y víctimas nuevos sobre la mesa, más presión tendrá para no negociar o ceder lo mínimo. Con lo que el silogismo quedaría en "cuantos más atentados, menos posibilidades de sacar algo de una eventual negociación".

Si a ello le sumamos que la credibilidad de ETA tras intentos frustrados, especialmente el último, está muy dañada y por tanto los gestos de buena voluntad tendrán que ser aún mayores la próxima vez, acaba resultando que la estrategia que han retomado es suicida. Una huida hacia adelante, que retrata a una organización autista, alejada de la realidad.

Como cerraba Marcos su carta, después de que ETA rechazara su ofrecimiento para mediar: "Tal vez sea ya evidente, pero como quiera lo remarco: también me cago en las vanguardias revolucionarias de todo el planeta"

Comentarios

Hontza ha dicho que…
Kaixo Juan, acertado análisis, pero el euskera no es lo tuyo ;-) El título bien escrito sería ETA, nora zoaz?
Juan ha dicho que…
Impresionante: he sido capaz de no acertar copiando y pegando tras buscar en google. Esto me pasa por hacerme el políglota. A ver si esta sí: Mila esker, Pablo, ahora lo cambio ;)