viernes, 18 de septiembre de 2009

Echadme de menos

Casualidades de la vida o no, me ha tocado rememorar dos días seguidos una misma época. Si ayer me preguntaba un amigo sobre mis primeros escarceos en IU y aledaños, hoy me toca recordar mis primeras fiestas del PCE, porque hoy empieza la trigésimosegunda. Era 1998, y tras un 1º de Mayo fue la primera vez que me atreví a acercarme a aquella mítica sede de la Plaza del Salvador, en un 8º piso con vistas a toda la ciudad. Encontré allí a una gente estupenda que me hizo sentir en casa en una época de transición vital. La casualidad, de nuevo, hizo que mi primera reunión coincidiera con mi decimoctavo cumpleaños, en un caluroso 22 de Agosto. Para entonces ya tenía decidido que unas semanas más tarde iría por primera vez a la Fiesta del PCE.

El viernes, muy de mañana, quedé en el Paseo Zorrilla con un tal Casado, un comunista y sindicalista ya jubilado, creo que de la FASA. No recuerdo haberle vuelto a ver, pero fue quien me llevó por primera vez al recinto de la Casa de Campo. Decían que años antes era el doble, que las sedes de los diferentes PCs de cada lugar eran aún mayores, pero para mí fue como encontrar un oasis gigantesco en mitad de Madrid. Me lo habían contado, pero había que verlo. He tenido la suerte de poder ir muchos años solo a divertirme, pero aquel año, que trabajé sin descanso, seguramente fue el que más disfruté. Experimenté por primera vez la sensación de que allí había un embrión de lo que debería ser una nueva sociedad, no solo por las gentes del PCE, porque la Fiesta llega mucho más lejos que eso. Trabajo voluntario para levantar un evento único.Hay un montón de cosas que criticar y que mejorar, desde luego, pero quizás toque otro día.

Hoy toca recordar que desde aquel septiembre de 1998 no he faltado a una sola cita con la Fiesta del Partido. Estando en él y sobre todo sin estar, sin perderme un mitin, cantando La Internacional y sin poder evitar la lagrimilla de rigor. El año pasado peligró mi presencia, pero la Fiesta no se celebró. Hasta ahí llegan mis tentáculos, ya veis. Pero este año ha sido imposible. Se la han llevado a Córdoba y a punto estuvimos de hacer el petate para allá, pero las obligaciones mandan.

Seguro que nuestros reporteros más dicharacheros nos lo cuentan, aunque no será lo mismo. Qué le vamos a hacer, nos hemos quedado en la décima. Una más que el Madrid, mira.

P.D.: Lo dicho, es en Córdoba, desde hoy mismo. Si andáis por allí, la entrada es libre.

5 comentarios:

Pablo dijo...

la fiesta del pc (no, la campus party no), qué recuerdos...

yo creo que tanto esta como la fete de l'huma trascienden la convocatoria politica. yo creo que mucha gente en francia cree que la fiesta del Huma es algo popular organizado por el ministerio de cultura o asi, como la fete de la musique. en españa pasaba un poco lo mismo, al menos cuando era en Madrid.

no sé si eso es bueno o malo.

A bloguear dijo...

En fin, yo tampoco puedo ir este año, y creo que es el primero desde que empecé a ir.

:(

Jorge dijo...

Un post muy bonito.

rafa hortaleza dijo...

un bonito post Juan. Lástima no habernos podido ver. Colgaremos material. Un abrazo

k dijo...

juan, hablando de comunistas...
mira lo que encontre en kaosenlared, una rojiverde.. si recogiera las ideas y las ordenara un poco, y lo redactara de una forma mas completa, no como una serie de frases inconexas, quiza se podria leer
http://www.kaosenlared.net/noticia/agricultura-mundial-compra-tierra-corre-fosforo-hay-futuro-hambre-para

e insisto sobre honduras, aprebechando que zelaya a vuelto... encontre esto, donde hablan de los delitos de los golpistas...
http://bellaciao.org/es/spip.php?article6442